No sabía…

No sabía lo mucho que me gustan mis ojos hasta que se volvieron los tuyos.
Ni lo mucho que amo su nariz hasta que adorno tu rostro.
Ni lo dulce que es una sonrisa en nuestros labios hasta que la vi en ti.
No puedo despegar la mirada de ti mientras estás tan tranquila entre mis brazos. Ajena a todo, sin miedo a nada.
No sabía que podía amarte más de lo que ya te amo.
La vida se ha vuelto una gran aventura. Sorpresas aun en la rutina.
Las palabras se me escapan. No logran explicar lo que siento.
Cuando ríes. Cuando lloras. Porque existes…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.