La mentira del cubo

Siempre que veo estos cubos rubiks me recuerdo del engaño que duró por años.

Hoy en día sé como resolverlo, no era el caso años atrás, pero por alguna razón siempre quería tener uno e intentar hacerlo aunque nunca saliera a camino.

Un día en una feria, una de mis mejores amigas y yo decidimos comprar una cada una y tratar de resolverlo. Los días pasaron y ninguna lo conseguía. Semanas después en uno de esos días en que estaba dando mi mayor esfuerzo se me cayó al piso y todas la piezas a excepción del centro salieron volando.

Yo con suma paciencia me dediqué a recoger las piezas y reensamblarlo. De esa manera el cubo quedó como antes de que empezara a manipularlo.

Al cabo de unos días mi amiga me visitó y vio el cubo resuelto, y de inmediato asumió que yo lo había conseguido. Aunque no era mi plan original la deje creer que así había sido. Pensaba en decirle al cabo de unos minutos, tan pronto terminara de felicitarme por mi ingenio.

No tengo muy claro que pasó, pero creo que nos entretuvimos con otras cosas y olvidé por completo decirle lo que había pasado con el cubo.

Así que por años ella creyó que yo lo había conseguido.

No fue hasta hace unos meses (más de 10 años después) que recordé decirle.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.